top of page

Algunos Tipos De Estafas en Internet y Cómo protegerte.

¿Has hecho alguna compra por Internet (o cualquier tipo de transacción) y has sido víctima de un fraude o una estafa en Internet? ¿Quieres saber qué hacer en caso de ser estafado? La seguridad en Internet es imprescindible para poder navegar sin ataduras (ni miedos) y conocer bien lo que no te afecta y lo que puede traerte muchos problemas a corto o largo plazo por culpa de un error o desconocimiento. El hecho de estar conectado a Internet aumenta considerablemente el riesgo de sufrir algún tipo de ataque o estafa, ya que de por sí representa un canal inseguro de intercambio de información, por lo que en esta guía te explicaremos a detalle qué tipos de estafas existen y qué hacer en caso de que te pase para poder navegar por Internet más tranquilo y saber que toda tu información personal está bien protegida.


No te vamos a engañar, igual que aumentan las posibilidades en Internet, donde cada día se pueden hacer más cosas y tienes más oportunidades, también aumentan las posibilidades de sufrir una estafa y, por tanto, la exigencia de conocimiento por parte del usuario. Como usuario de Internet debes conocer a fondo qué es todo lo que te ofrece la red de redes, pero también sus riesgos. La cercanía, facilidad de uso e inmediatez que ofrece Internet hace que aumente el número de operaciones y transacciones monetarias que se realizan pero, lamentablemente, el número de estafas no deja de crecer. Por ello, pon especial interés a todo lo que explico en esta guía, ya que podrás adelantarte y, si has sido estafado, aprenderás a ser más cauto y denunciar cualquier violación de tus derechos.


Cómo descubrir un engaño por Internet y evitar una estafa

Los fraudes y las estafas no surgieron junto con la aparición de Internet, nos vienen acompañando prácticamente desde que el hombre tiene uso de razón. A través de trucos, engaños, timos y estafas, alguien trata de aprovecharse de otro inocente que se fía de él. Sin embargo, con la aparición de Internet, estos trucos se han incrementado a causa del auge de los canales de difusión, que consiguen llegar a mucha más gente y por lo tanto, se pueden hacer timos a gran escala.  Sobre todo con la aparición de Whatsapp, las redes sociales o el correo electrónico, donde solo con mandar un simple mensaje, el estafador puede engañar no a una, sino a muchas personas.

Sin embargo, al igual que ocurre con las estafas que se dan en la vida real, en Internet también pueden evitarse si se tienes un  poco de cuidado. Además de tener cuidado para que no consigan estafarte, hay formas también de hacer que esa estafa deje de llegar a más gente que pueda caer en la trampa, es decir, que no se difunda. Vamos a conocer algunos de los puntos clave que hay que tener en cuenta para detectarlo y poder evitarlo.

Tipos de engaños, estafas y fraudes por Internet más comunes

Podemos decir que la originalidad de aquellos que cometen o intentan cometer algún delito relacionado con la estafa o el timo a otra persona, es bastante buena. Hay engaños verdaderamente fáciles de detectar, pero también hay muchos de ellos que suponen una compleja tarea de burla y son realmente difíciles de descubrir. Lo que es seguro, es que estamos expuestos cada vez que nos conectamos a Internet a recibir un mensaje que esconda una posible estafa o engaño. Son tantas las posibilidades con las que juegan los estafadores que resulta verdaderamente difícil deducir a primera vista que se trata de una estafa.  A continuación vamos a conocer los diferentes tipos de timos por Internet, para que si en algún momento te vieras inmerso en una situación igual o parecida, sepas como reaccionar.



Timos de compra online

Una página web anuncia un coche de alta gama. El vendedor afirma que no puede realizar la transacción porque normalmente no está en el país pero ofrece que un conocido suyo traslade el vehículo previo pago de dinero. El coche no existe y no se entregará nunca. La misma estafa puede tener por objeto cualquier bien o servicio (no necesariamente vehículos). Normalmente, suelen ser productos de gran valor, lo que hace que la víctima sea seducida con mayor facilidad y tenga mayor predisposición al envío del dinero.


Estafas de caridad

El estafador suplanta una organización de caridad solicitando donaciones para catástrofes naturales, ataques terroristas, enfermedades o para atender a una madre o hijo enfermos. Pueden llegar a usarse logotipos de organizaciones prestigiosas. Han sido frecuentes bajo los pretextos del huracán Katrina, el Tsunami de 2004, la lucha contra el cáncer, el SIDA, etc. Todos ellos tocando la fibra sensible de quien recibe el mensaje, quien puede llegar a sentirse mal si no colabora con la causa de éste.


Fraudes de tarjeta de crédito

Consiste en crear sitios Web, aparentemente auténticos, de venta de bienes inexistentes o de valor inferior al real, de entradas de conciertos falsas, espectáculos, eventos deportivos (por ejemplo, en 2008, a través de una página Web aparentemente legítima se estafaron más de 50 millones de dólares en entradas falsas para las Olimpiadas de Beijing). El pago se realiza mediante tarjeta de crédito. Normalmente, estos sitios web suelen tener una apariencia bastante conseguida, por lo que los usuarios no dudan en adquirir el producto o servicio con precio reducido. ¡A quién no le gusta aprovechar una ganga!


Artículo de venta de sobre pago para estafar

Esta situación se da cuando la víctima pone a la venta por Internet un producto de precio elevado. De repente una persona interesada en dicho producto, solicita comprar el producto por un precio mayor al de venta, con el supuesto objetivo de hacerlo suyo rápidamente y que nadie pueda quitárselo. El estafador, realiza el envío de una orden de pago, que parece haber sido autorizada por el banco, pero que sin embargo, resulta falsa, pues dicha entidad no ha realizado ninguna autorización. La víctima le envía el producto al estafador y lo pierde.


Robo de datos por medio de páginas web falsas

Este tipo de estafas suele ser más común en el caso de cuentas bancarias. Es habitual que cuando una quieras solicitar información de tu entidad bancaria, o directamente acceder a tu cuenta, introduzcas el nombre de la entidad bancaria en el buscador, en vez de introducir la dirección online exacta del sitio web. Al realizar esta acción, es posible que aterrices en una página web clonada. Si ingresas tu usuario y contraseña en alguno de estos sitios, lo más seguro es que tus datos sean robados y posteriormente manipulados en tu cuenta real para realizar transacciones nada deseadas. Es por ello que se recomienda escribir directamente en la barra de enlace la dirección del sitio al que quieres ingresar, sin ayuda del buscador.


Compras en línea

Es una de las estafas más populares y habituales en Internet. Se trata de la venta de productos falsos o inexistentes a través de páginas web que simulan páginas web verdaderas y por tanto consiguen confundir al usuario. Es normal encontrar muchas ofertas de artículos en Internet, lo que aprovechan los estafadores para llegar a las victimas de la misma manera. En este tipo de estafa se ponen a la venta todo tipo de productos a precios rebajados. Cuando realizas la compra del objeto, no recibes la mercancía, o de otro modo, el producto que recibes no es el que aparecía en el anuncio o página web. Además, si realizas la compra con tu tarjeta de crédito, es posible que te roben los datos de la cuenta.


Búsquedas del navegador

El atacante utiliza conocimientos y habilidades de posicionamiento de páginas web en buscadores, como SEO y SEM, con el objetivo de posicionar una web falsa por encima de la página web legítima. De esta manera, cuando la víctima realiza una búsqueda con la que pretende encontrar información en la página web real, termina en el sitio web falso por error, creyendo que se trata de la de verdad. Este es el momento en el que el usuario introduce algún tipo de información confidencial con el que el atacante realiza la estafa.


RECOMENDACIONES PARA NO SER VÍCTIMA


Analiza la app o sitio web en profundidad

Si no eres muy amigo de Internet y del uso de las nuevas tecnologías, es normal que aún dudes de realizar ciertos trámites o transacciones online. El desconocimiento de algunos aspectos de seguridad, provoca que se cometan errores lo que puede tener como consecuencia que acabes siendo víctima de algún fraude, o que directamente no realices nada de esto por miedo. Este límite se puede superar fácilmente si confías en que siguiendo diferentes consejos, hay maneras de tener garantizada la seguridad en Internet y los diferentes trámites que en él se gestionan. Antes de realizar ningún trámite, debes comprobar que la página es segura y, sobre todo, si para acceder a ella necesitas incluir información privada sensible. El objetivo es evitar riesgos que se pueden correr a diario si no se tiene el cuidado oportuno: Acabar en webs fraudulentas que suplantan la información de empresas y servicios conocidos, la compra de artículos falsificados por el precio de originales, ser víctima de virus o fraudes que facilitan el robo de dinero y datos personales. etc.


Examina el tratamiento que se le va a dar a tus datos

En muchas ocasiones habrás podido ver páginas web bonitas, con un diseño atractivo, y que por ello te ofrecen más garantías de que el sitio web es seguro. Aunque si puede decir mucho, no te puedes fiar nunca totalmente del diseño de la web y entregar tu información personal sin informarte bien sobre el tratamiento y uso que se hará de ella. Para saber si el sitio web es seguro o no, debes informarte sobre el aviso legar y la política de privacidad del sitio web. Aquí es donde se indica quien está bajo la responsabilidad de esa web y que tratamiento se le va a dar a los datos que has facilitado. Los responsables del servicio deben ademas ofrecerte más información, como donde están o como puedes contactar con ellos. También debes saber como puedes ejercer tus derechos en relación a tus datos personales.


En DetallazoMX tu información está segura, tenemos una página web con certificación SSL que garantiza que no puede ser hackeada o clonada así como contamos con medios de pagos seguros para comprador y vendedor como Paypal y MercadoPago por lo que puedes tener plena seguridad.

Si alguno de nuestros productos te gusta, puedes realizar con confianza y seguridad de que recibirás lo que estás comprando.

78 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page